Enciende una luz y déjala brillar

Enciende una luz, déjala brillar,
la luz de Jesús que brille en todo lugar.

No la puedes esconder, no te puedes callar,
ante tal necesidad, enciende una luz en la obscuridad.

Y como pues invocaran a Aquel que no han creído?
Y como creerán en Aquel de quien no han oído?
Y como oirán si nadie les predica?
Hermosos son los pies de los que anuncian la paz, las buenas nuevas de Jesús.

Extracto de Enciende una Luz, de Marcos Witt - http://www.badongo.com/audio/10644492

1 comentario:

jesus te ama dijo...

Bendita y alabada, seas por siempre Madre Mía, has Señora que nuestras oraciones sean propicias para la conversión de los pecadores endurecidos, especial mente para aquellos que difaman tu Santo Nombre, particularmente de las sectas protestantes; te pido tambien por la unidad de la Iglesia.
Hermanos en Cristo y María felicitaciones por este regalo maravilloso del Santo Rosario.
Bendiciones.