20 Dic. Cumpleaños de mi Padre

Mi Padre cumplía años hoy 20 Diciembre.
Era de las fechas más importantes para mi.
Él partió a la casa del Padre el 31 de marzo de 1993, con 63 años.

Por la gracia de Dios, sané mi historia con mi Padre.
Él me dio lo mejor, "siempre nos dan lo mejor". Pero hubo cosas de niños que se grabaron en mi, y después en mi adolescencia, "juzgaba a mi padre". Era muy defensor de mi Madre. Quién soy yo, para juzgar a alguien ??. Nadie puede juzgar a nadie, sólo Dios, nuestro Creador.
Él día que el me faltó, que fue en el año 1993, ahí recorrí un camino de duelo, luego de maduración, crecimiento, de romper un "molde" que me había puesto (me llevo unos cuantos años). Al principio sentí que mis cimientos, mi estructura, se habían deteriorado. Se ve que construí mis proyectos sobre mi Padre, para agradarlo. Tal vez porque cuando niño alguna vez me dijeron, que no era inteligente y alguna cosa más, que te queda grabada y luego te pasas gran parte de tú vida, tratando de demostrar que eres lo contrario a eso. En un momento de tú vida, haces una pausa y te planteas ¿Porqué sigo haciendo esto, demostrando a quién ? buscando aprobación, por qué ? Ahí me di cuenta que debía sanar algo de mi historia, no era normal lo que hacía. Tal vez también debía sanar algo que quedó impreso, desde el vientre materno, que solo Dios sabe.
Mi Padre me regaló su gran corazón, que es el regalo más preciado.
Allá por el año 2001, sané mi historia con mi Padre. Le pedí perdón, le escribí una carta.
El resto de mi historia la sané, con el Rey de Reyes, con Jesús, de la mano de Mi Madre Celestial.
Y la sigo sanando ...

A mi Padre, le gustaba mucho la pesca. Estos gustos siguen en mi familia.
Está herencia de la pesca también viene de la rama de los Puentes, mi segundo apellido.
Hoy quiero recordar a 2 grandes hombres también:
- A Don Washington Puentes Chiesa: ayer estuve leyendo algo de él.
- A Don Ignacio Santa María, mi abuelo.
Dos grandes hombres, amores y modelos de personas.
Los recuerdo con gran cariño y admiración.

A mi Padre Julio, a Don Wáshintgon y a Don Ignacio, que Dios los tenga en la Gloria !!!.
Ellos seguirán estando en mis oraciones.
Recuerden que ellos mismos interceden por nosotros, allá, en el Reino de los Cielos.
La única oración que se pierde, es la que no se hace.

A ti Padre mio, tal vez nunca pude decirte en vida, te lo digo hoy: TE AMO PAPITO !!! DESCANSA EN PAZ !!!.

1 comentario:

carmen de Maria Reina dijo...

Gracias Miguel por compartir tu historia, que es tan parecida a la de muchas de nosotros, en lo que me es personal este año Dios me mostró una parte mia que no conocía, cometí el gran error de creer que podia juzgar a mis padres, sufrí mucho hasta que el Señor no sólo me hizo ver que mis padres hicieron lo que pudieron y me dieron lo que tenian para darme, y lo mas precioso "la vida", me llevó tiempo darme cuenta que yo no no era nadie para perdonar a mis padres(era tanta mi soberbia), hoy como vos les pido perdon a ellos por juzgarlos y le doy GRACIAS POR LA VIDA Y AGRADEZCO A NUESTRO PADRE AMADO TDO LO QUE ME HA DADO MI ESPOSO MIS HIJOS MIS AMIGOS EL TRABAJO, Y LE PIDO QUE ME PERDONE POR TODAS LA CAIDAS Y QUE NO ME ABANDONE NUNCA. Gracias Miguel por tus compartires y Dios te come de bendiones a través de su hijo amado , Carmen