Las 3 Avemarías

La Virgen María prometió a Santa Matilde y a otros Santos, que quién rezara diariamente tres(3) Avemarías, tendría su auxilio durante la Vida y su especial asistencia en la hora de la muerte, presentándose a esa persona en su hora final con el brillo de una belleza tal que el sólo verla lo consolaría y le comunicaría las alegrías del Cielo.


Modo de Practicar


TODOS LOS DIAS, REZAR ASI:

Maria Madre Mía; Líbrame De Caer En Pecado Mortal


Por El Poder Que Te Concedió El Padre Eterno.
1.-) ¡AVEMARIA!


Por La Sabiduría Que Te Concedió El Hijo.
2.-) ¡AVEMARIA!


Por El Amor Que Te Concedió El Espíritu Santo.

3.-) ¡AVEMARIA!


Finalizamos con un Gloria:


(Gloria Al Padre Y Al Hijo Y Al Espíritu Santo Como Era En Un Principio Ahora Y Siempre Por Los Siglos De Los Siglos Amen.)

La siguiente Jaculatoria fue indulgenciada por San Pío X, y la recomendó rezar junto con esta devoción:


¡Oh María, por tu Inmaculada Concepción, purifica mi cuerpo y santifica mi alma!



Que dicen los Santos de la Virgen María
San Luis María Grignion de Montfort en el TRATADO DE LA VERDADERA DEVOCIÓN A MARIA (excelente lectura léelo completo) dice acerca del Poder Sabiduría y Amor que la Santísima Trinidad comunico a María.

María en el designio de Dios 1. Por medio de la Santísima Virgen vino Jesucristo al mundo y por medio de Ella debe también reinar en el mundo….

Refiriéndose a que Maria es un Misterio transcribo el inciso “b”
B) por disposición divina.
Dios Padre a pesar de haberle comunicado su poder, consintió en que no hiciera ningún milagro al menos portentoso durante su vida.
Dios Hijo a pesar de haberle comunicado su sabiduría consintió en que Ella casi no hablara.
Dios Espíritu Santo a pesar de ser Ella su fiel Esposa consintió en que los Apóstoles y Evangelistas hablaran de Ella muy poco y sólo cuanto era necesario para dar a conocer a Jesucristo.


23. Dios Padre creó un depósito de todas las aguas y lo llamó mar.
Creó un depósito de todas las gracias y lo llamó María.
El Dios omnipotente posee un tesoro o almacén riquísimo en el que ha encerrado lo más hermoso, refulgente, raro y precioso que tiene, incluido su propio Hijo. Este inmenso tesoro es María, a quien los santos llaman el tesoro del Señor, de cuya plenitud se enriquecen los hombres.



(extraído de : Las tres Avemarías )

1 comentario:

Raquel dijo...

Hola, tienes un blog precioso.

Gracias por compartir las 3 avemarías de Nuestra Santa Madre la Virgen María.

Unidos en la oración.

Un saludo desde España !

Dios te bendiga.